--

Viviendo el Aquí y el Ahora

Inteligencia-emocional

«Cuando te haces amigo del momento presente, te sientes como en casa donde quiera que estés. Si no te sientes cómodo en el Ahora, te sentirás incómodo donde quiera que vayas.»

Eckhart Tolle

Pregúntate ¿Qué tanto soy consciente de estar Aquí presente, disfrutando de lo que tengo ahora?

Esta es mi invitación, más que decirte lo que debes hacer para estar presente, es escucharte, sentir y dejar que tu sabiduría te guíe para ser quién eres y te permitas atrapar tus sueños, viendo el contraste de lo que te gustaría vs lo que tienes ahora para alcanzarlos.

Ser observador de ti mismo y escuchar de manera curiosa, que lo que ves, lo haces a través de tus pensamientos condicionados o el intelecto, te permite desviar esa mirada desde tus juicios, opiniones personales, creencias o construcciones personales hacia vivir el momento, cada instante, sin apegos o expectativas.

Para ello debes saber que a través de la consciencia que eres, te permite sentir lo que piensas y experimentar cada instante como único y como es, gozar de la naturaleza, amar de manera incondicional una persona, construir relaciones armoniosas, ver posibilidades y oportunidades en las adversidades y tener una actitud de aprendiz.

Hay razones por las que nos distraemos y nos resistimos a vivir en el Aquí el Ahora:

  • Apegarse a un resultado, meta o manera de pensar
  • Predisponerse con las historias o validaciones de lo que dice el pasado de nosotros
  • Las expectativas y deberías de lo que es correcto o incorrecto
  • Seguir los mismos patrones de pensamientos o comportamientos
  • Construir una realidad falsa de lo que somos

Reflexión final:

Comprender y entender que dejar de prestarle atención a los pensamientos o intelecto condicionado, aceptar lo que tienes ahora y confiar en la Fuente inagotable de vida, te darán señales para tomar acción, ver oportunidades y lanzarse a dirigir tu vida hacia los sueños y realizaciones que buscas; redireccionándote y dejar de enfocarte en lo que quieres hacer y trascender al SER.

Desde esta dimensión, reconoces tus recursos y dones que se te han dado, descubres tu potencial infinito, te ves como creador, inspirador y ves los talentos y fortalezas para vivir en el amor, en el entendimiento de cómo piensas y ser más intencional con la vida que deseas, actuando y decidiendo con claridad desde el sentir y no desde el intelecto personal que se le ha dado más trascendencia que a tu sabiduría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *